A prepararse para la guerra

Seis selecciones de Concacaf pelearán por 3.5 boletos para el mundial en el hexagonal final que se disputa el año próximo. El Tri es el rival a vencer

Pepe Penales. Los Angeles

Llegó la tregua. Es hora de resguardarse en el cuartel, reunir pertrechos, descansar y mentalizarse para la batalla final. Quedaron seis de pie. El premio: ganar un boleto a Brasil 2014.

Las probabilidades de triunfo son muchas, solo dos se quedarán sin nada. Hay tres boletos directos y uno a través de la repesca.

México es el claro favorito para ganar el hexagonal que inicia sus hostilidades a partir de febrero del 2013. Pero da la sensación de que le costará más de lo previsto.

El Tri pasó invicto las etapas previas, pero en la cancha no se vio arrollador ni mucho menos. Su delantera navegó en la incertidumbre en muchas ocasiones. Llegan mucho pero anotan poco. “El “Chicharito”, su goleador, solo marcó en cuatro ocasiones.

Los rivales que tendrá el Tri suelen complicarse en su terreno. Honduras llegará envalentonado por la repasada que le dio a Canadá y defenderá con uñas y dientes su condición de local para sumar puntos.

Lo mismo sucede con Costa Rica, Jamaica y Panamá. De éstos, los reggae boys han demostrado que sacar puntos de Kingston es una misión difícil y peligrosa.

Estados Unidos también se coló. Aunque ha bajado su nivel, tiene un fútbol práctico y potencia a la hora de ir al ataque. Además, cuando ha jugado en casa ha conseguido tener a la mayoría del público a su favor eligiendo sedes alejadas de las altas concentraciones hispanas.

Mexicanos y estadounidenses estarían peleando por el primer lugar. Ticos y catrachos buscarán arañar el pasaje directo o al menos conseguir el repechaje. En tanto, canaleros y jamaicanos intentarán dar la campanada jugando en casa.

La selección mexicana va bien encarrilada. “El Chepo” de la Torre cerró de gran manera el 2012 con diez victorias y dos derrotas. La mentalidad y el estado nbso online casino reviews físico serán determinantes para llegar al final del recorrido. Los viajes, el clima, el ambiente en las tribunas. Hay que ir preparados para todo. Todos saben que si le quitan puntos a México darán un gran paso en sus aspiraciones por calificar.

Los aztecas tendrán que sacudirse la modorra cuando sean los anfitriones. Claro, los rivales llegarán a cerrarse a piedra y lodo, pero si la delantera tricolor no explota se les puede voltear el chirrión por el palito.

Llama la atención el despertar de Honduras y Costa Rica. Los dos golearon en su último partido de la pasada ronda. Demostraron sed de victoria y entrega total. Estos dos se suelen crecer en circunstancias adversas y serán un rival complicado para cualquiera.

El otro rival a vencer será el cuadro dirigido por el alemán Jurgen Klinsman. Estados Unidos tendrá el tiempo suficiente para recuperar a sus jugadores lesionados y para montar y preparar su estrategia. Gracias a su mentalidad ganadora, los de las barras y las estrellas pueden conseguir puntos tanto de visitantes como en su terruño.

Así pintan las cosas para este agarrón final, donde estas seis selecciones jugarán a visita recíproca para ver quién irá al mundial brasileño.

Speak Your Mind

*

más información