404 Bebés obesos: un problema en aumento - El Punto Semanal

Bebés obesos: un problema en aumento

Según estadísticas, en los últimos cuatro años el número de casos se ha incrementado en un 50 por ciento

La obesidad es un problema que no solamente afecta a los adultos, los jóvenes y los niños. Desafortunadamente, ahora también los bebés que están en el vientre de sus madres están sufriendo las consecuencias de esta condición.

Para contrarrestar el problema, los doctores en Gran Bretaña han empezado a administrar metformina –un medicamento antidiabético– a los bebés nonatos de mujeres obesas embarazadas, como una medida para reducir el peso del feto.

De acuerdo a las investigaciones, la razón de esta anomalía en los bebés es porque las mujeres encintas con un marcado sobrepeso están generando demasiada insulina, lo que resulta en nacimientos de bebés de 11 libras o más.

Según estadísticas, en los últimos cuatro años el número de casos ha aumentado un 50 por ciento. Lo peor es que estos bebés tienen el doble de probabilidades de convertirse en adultos obesos. Además, existe el riesgo de que durante el parto las madres pongan en riesgo sus vidas.

“No sé cuántas señales más necesitamos en la sociedad occidental antes de que tomemos realmente en serio nuestra salud”, dijo Gordon Filepas, autor de Lean and Healthy to 100 (www.adviceformychildren.com), una guía para alcanzar una salud óptima basado en el estudio de las culturas donde una vida larga son la norma.

En su investigación, el especialista ha encontrado muchas prácticas y características comunes en las culturas, especialmente saludables. Estos incluyen:

• Calorías: No es necesario contar las calorías. Una vez que le da a su cuerpo lo que necesita, entonces, de forma natural, va a consumir menos calorías. Esto baja la tensión en el sistema digestivo y reduce la posibilidad de ingerir toxinas.

• Toxinas limitadas: Esto incluye pocos, o ningunos, contaminantes de los alimentos procesados, agua y otras bebidas, y medicamentos.

• Centrarse en los alimentos enteros y no procesados, grasas y aceites: Los ejemplos incluyen frutas, verduras, nueces, semillas, frijoles y granos. La carne, que suele ser el plato principal en la cultura occidental, se trata a menudo como acompañamiento en las culturas saludables del estudio.

• Ejercicio innato: En las culturas del estudio, prácticamente no hay formas adicionales de ejercicio más allá de su actividad diaria.

• Los métodos de cocción tradicionales: Esto significa métodos de baja tecnología, sin el uso de los hornos de microondas.

Cambiar los hábitos alimenticios es la clave para combatir muchas enfermedades, incluyendo a la obesidad, una condición que está poniendo en peligro la salud de los bebés y de sus madres.

Speak Your Mind

*

más información