Chris Rock habla de racismo en Hollywood

Chris RockEl actor de 49 años asegura que la meca del cine es un mundo controlado por “blancos” donde los afroamericanos tienen pocas oportunidades

Hace tiempo que Chris Rock no tiene pelos en la lengua. Se ha ganado la fama a pulso con sus múltiples sesiones de “stand up comedy” en distintas partes del país y ahora lo ha vuelto a hacer, aunque de una forma más seria y analítica de lo que tiene acostumbrado al personal. Su escrito en The Hollywood Reporter pone de manifiesto lo que muchos saben hace mucho tiempo pero nadie se atrevía a decir en alto: que en Hollywood el racismo y la discriminación son palpables y evidentes.

Para el actor y guionista de 49 años, la meca del cine es “una industria blanca”, manejada por ejecutivos que tienen muy poco en cuenta a la comunidad afroamericana salvo para papeles muy particulares. “Realmente no contratan a hombres negros”, aseguró en su ensayo.

Rock asegura que no lo expone como una denuncia sino como un hecho. “Así como la NBA es una industria negra. No quiero decir que sea algo malo, sino que es lo que es”. Claro que el protagonista de “Persiguiendo a Betty” lo entiende como una forma de racismo en “la ciudad más liberal del mundo”, tachando a Los Angeles de “estado de esclavitud”, no solo por la actitud hacia los afroamericanos sino por su forma de tratar a los mexicanos.

“Existe esta especie de aceptación de que los mexicanos se van a encargar de la gente blanca en Los Angeles que no existe en ninguna otra parte. ¿Realmente me estás diciendo que los mexicanos no están cualificados para no hacer nada en los estudios? ¿Nada que no sea limpiar el suelo?”.

Se queja además de la falta de consideración de los estudios para los papeles importantes como los de la segunda temporada de “True Detective”, donde dice que no sonó ni un solo nombre de una actriz afroamericana como posible candidata al papel femenino de la creación de Nic Pizzolatto.  “Literalmente todo el mundo en esta ciudad tenía posibilidades de llevarse el papel, a no ser que fueras negro. Y no he leído el guión, pero algo me dice que si Gabrielle Union hubiera sido la mujer de Colin Farrell, nada hubiera cambiado”.

Rock añade que va al cine casi cada semana, y que puede pasar un mes y no ver a una sola mujer negra con un papel en el que hable. “Esa es la verdad”, un discurso certero que será difícil que remueva las conciencias de los que mueven los hilos en la meca del cine.  

Speak Your Mind

*

más información