Consejos para estar seguros en el agua

Las familias aprovechan el calor del verano para nadar en las albercas o en el mar, pero no hay que olvidar tomar precauciones en ambos casos

Las altas temperaturas del verano obligan a que muchas familias busquen la forma de refrescarse dándose un chapuzón en una alberca o en la playa más cercana.

En todo caso, lo más importante es el área de la seguridad. De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el ahogamiento es la sexta causa principal de lesiones no intencionales o fallecimiento de personas de todas las edades, y la segunda causa de muerte de niños de 1 a 14 años. Mantener la seguridad de su familia dentro y cerca del agua depende en gran medida de saber cómo evitar accidentes y hacerle frente a una emergencia.

– Su primera línea de defensa es garantizar que cada miembro de su familia sepa nadar, pero no debe ser su única medida de precaución. Incluso los niños que son excelentes nadadores no deben hacerlo sin compañía. Y los niños mayores best online casino y los adultos deben pasar el curso de Resucitación Cardiopulmonar (CPR) para ser útiles en caso de accidente.

– Además, hay una amplia gama de dispositivos de seguridad disponibles que pueden ayudar a la prevención de accidentes, así como a responder con efectividad en caso de emergencia. Pero recuerde: ninguno de esos dispositivos puede reemplazar la constante supervisión de los adultos.

– Si tiene piscina en casa, una cubierta de plástico resistente y bien asegurada para cuando no se use puede evitar la caída accidental de un niño en el agua. Además, independientemente de la edad que tenga su hijo, es buena idea tener a mano un salvavidas aprobado por el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos en caso de producirse un accidente.

– Nadar en el mar implica el contacto de los pies con rocas puntiagudas y criaturas marinas. El uso de zapatos plásticos para nadar contribuye a eliminar la preocupación y le infunde mayor diversión al proceso. En el caso de las personas que nadan con frecuencia, unos anteojos plásticos resistentes a empañaduras protegen los ojos del agua salada. Gracias a los anteojos plásticos de ajuste perfecto, incluso las personas que usan lentes de contacto pueden nadar sin el temor a perder uno de dichos lentes.

– Es esencial usar chalecos salvavidas cuando vayan en una embarcación es esencial. Aunque las leyes varían según el estado, verifique los requisitos específicos con la entidad estatal de cumplimiento de leyes marítimas, o el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos.

– También es una buena idea tener a mano un teléfono celular para usarlo en una emergencia, guardado dentro de una bolsa plástica con cierre para protegerlo del contacto con el agua. Y no olvide la importancia de mantenerse hidratado mientras navega: las botellas y vasos plásticos resistentes a impactos son una opción idónea para viajes marítimos.

Información cortesía de ARAcontent

Speak Your Mind

*

más información