Diversión y devoción al estilo mexicano

san.miguel.de.allende.001

Playas, pueblos y ciudades. Cinco lugares para visitar México en Semana Santa

José F. Sánchez. Los Angeles

 La Semana Santa es una conmemoración religiosa dentro del cristianismo en la que se recuerdan los últimos momentos de Jesús en la Tierra y que abarca desde el Domingo de Ramos (29 de marzo) hasta el Domingo de Pascua (5 de abril). Es una fecha de recogimiento y reflexión, pero también de fiesta y de alegría. Miles de latinos de este lado de la frontera aprovechan para visitar sus lugares de origen y a sus familiares que están México. Pero muchos otros van a turistear, a divertirse con el crisol de actividades que ofrece el país del mole y el mezcal. Hay que aprovechar el puente vacacional.

Para aquellos que todavía no saben hacia donde dirigirse o que tan solo quieran conocer los lugares más visitados de México en Semana Santa para ponerlos en su agenda el año que viene, les ofrecemos esta lista como aperitivo a lo que les espera cuando estén allá.

 México D.F.

Para los que tienen a la capital como uno de sus destinos en estas vacaciones, en la “Semana Mayor” el ambiente es de alegría, de convivencia y de fervor en dos de los sitios más emblemáticos para el asunto religioso. Una visita obligada es a la Basílica de Guadalupe, el núcleo del catolicismo chilango que se viste de gala en esta época. También vale la pena hacerle un hueco a su agenda para ver la representación del Viacrucis en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, uno de los eventos más concurridos del año.

 Taxco

Una pueblo mágico. Taxco es uno de los tractivos turísticos más importantes del estado de Guerrero en Semana Santa. Fervor en toda la extensión de la palabra. Procesiones que rayan en el dramatismo y que recorren las preciosas calles empedradas de este pintoresco pueblo situado en la montaña. Pero además hay carnaval, hay fiesta y algarabía, hay baile y hay comida. Júbilo y reflexión en un mismo plato… y plata, la mejor del mundo y para todos los gustos.

 Acapulco

Si de playas se trata, Acapulco es el online casino referente. Aquí se olvidan las peregrinaciones, los cánticos y la religiosidad. Sol, arena y mar. Diversión al máximo. Eso sí, prepárese para encontrar multitudes. Muchos aprovechan el puente para ir a tostarse a la playa, a Caleta, a Caletilla, a Pie de la Cuesta, a La Quebrada. Luego, la noche es larga. La vida nocturna en Acapulco es de otro mundo. Aquí no hay que privarse de no comer y ver carne, de acostarse temprano, de no bailar. En el mar, la vida es más sabrosa, y más en Semana Santa.

 Cancún

Si el presupuesto no es problema ni las distancias tampoco, Cancún es el paraíso, si no tiene el infortunio de toparse con los “springbreakers”. Pero si también va dispuesto al reventón, no estaría mal unírseles. El Mar Caribe, arena blanca, agua turquesa, ruinas, delfines, discotecas, restaurantes. Hay de todo para el visitante en cualquier época del año, pero en este puente vacacional la oferta se multiplica. Además de tumbarse en la arena se antoja practicar el snorkel, el buceo y la pesca, darse una vuelta a Xcaret, a Chichen Itzá, a Isla Mujeres. Cancún se quedará en su pupila para siempre.

 Los Cabos

A tiro de piedra se encuentra otro de los sitios turísticos más importantes de México, Los Cabos: San José y San Lucas, nombres que le vienen bien a la Semana Santa. Es el lugar perfecto para un fin de semana de aventura, con buceo y pesca deportiva. Hay playas solitarias para motivar el romanticismo. Hay paseos en lancha para ver las impresionantes formaciones rocosas esculpidas en el mar. La gastronomía es punto y aparte con sus festines marinos, con cangrejo, pulpo, camarones y tacos de pescado. Sin duda un lugar donde se come de lujo sin tener que pecar.

Speak Your Mind

*

más información