El mejor tenis del mundo, en California

 

Rafael Nadal

Novak Djokovic, Rafa Nadal y Roger Federer parten como favoritos en el Masters 1000 de Indian Wells

 

Cada año, lo más selecto del mundo del tenis llega al desierto californiano, un torneo considerado como el sexto a nivel global después de los cuatro Gran Slam —Australia, Roland Garrios, Wimbledon y el US Open— y ligeramente por debajo del Masters 1.000 disputado en Miami. Es una clasificación virtual que están ayudando a cambiar las mejores raquetas del mundo y el dueño del torneo, el milllonario y fundador de Oracle Larry Ellison, que el año pasado inauguró un nuevo estadio para ampliar el aforo.

 

Quizá por eso, la ATP le acaba de otorgar el premio al torneo del año, por la organización, el nivel de las instalaciones y el ambiente que se respira cada año en la localidad de Indian Wells. Algunos, como Rafael Nadal, declaran abiertamente su amor al torneo nada más pisar las pistas, un hecho con el que coinciden los espectadores que abarrotan las gradas cada año.

 

Sobre las espaldas del jugador español recaerá gran parte del protagonismo del torneo de este año. El número 4 del mundo llega con la esperanza de recuperar su mejor nivel, perdido tras siete meses de todo tipo de lesiones. No pudo ser en el Open de Australia, donde cayó derrotado con contudencia por el checo Tomas Berdych, y tampoco en su terreno más fértil, la tierra batida de Río de Janeiro, donde perdió en semifinales.

 

El de Manacor está tratando de coger ritmo e Indian Wells podría ser un lugar propicio para volver a estar entre los mejores. De hacerse con el trofeo, cosa complicada por su actual momento de juego, igualaría a Roger Federer con cuatro entorchados.

 

Claro que si no lo hace ahí estará Novak Djokovic para firmar la misma gesta. El serbio es el vigente campeón tras imponerse a Federer en la final del año pasado y tiene tres títulos de Indian Wells en la actualidad. Nadie parece poder hacerle frente en estos momentos. Quizá el británico Andy Murray, que le dio batalla en la final del Open de Australia.

 

En cuanto a Federer, el torneo se antoja toda una incógnita para el tenista suizo. A sus 33 años de edad, sigue estando entre los mejores, pese a su eliminación en octavos de final de Melbourne. Con un nuevo entrenador como el sueco Stefan Edberg, parece haber adoptado un estilo de saque y volea que le ha ayudado a acortar los puntos y pasar menos tiempo en pista.

 

En cualquier caso sigue siendo favorito en California, en una oportunidad para que los angelinos se acerquen a las pistas a presencia el mejor tenis del mundo.

Speak Your Mind

*

más información