“Homegirl Café me dio mi primer trabajo y una nueva vida”

Homegirl Café ha salvado la vida de chicas como Dulce González

Dulce González lleva dos años trabajando en Homegirl Café

Dulce González lo tiene claro. Su trabajo la ha salvado de la cárcel o de una muerte segura. Homegirl Café ha ayudado ya a más de 500 chicas como ella a salir de las pandillas, las drogas y lo peor que la ciudad de Los Angeles tiene que ofrecer.

Hay pocas personas que puedan decir que su trabajo les ha salvado la vida. Y es que hay pocos lugares que puedan presumir de dar empleo y a la vez de ayudar a los jóvenes de su comunidad a encontrar una alternativa a un mundo de drogas, pandillas y delincuencia.

Homegirl Café se ha convertido en este lugar, algo así como el ángel de la guarda de cientos de chicas latinas que luchan cada día por comenzar una nueva vida.

Para Dulce González dar este giro radical no fue fácil. Sus padres vinieron desde México D.F., cuando ella tenía solo un año en busca de una vida mejor. Una paradoja si se tiene en cuenta el mundo de pandillas y drogas en el que Dulce se sumergió con tan sólo 13 años.

“Mi madre no estaba en casa, yo me crié con mi padre y mi tía, pero su atención no era suficiente. Empecé a alternar con la gente que no debía en la escuela y así fue como acabé metida en pandillas”, afirma esta joven de 24 años cuyos tatuajes dejan buena constancia de su pasado. “Al principio me encantaban las fiestas, las drogas y por fin me sentía como si fuera alguien”.

La chef Pati Zarate rodeada de parte de su equipo en Homegirl Café

La chef Pati Zarate rodeada de parte de su equipo en Homegirl Café

Pero nada de esto fue gratis para Dulce. “Tuve que robar, pintar graffitis y pelearme con miembros de otras pandillas. Era literalmente como estar en guerra”, recuerda con un gesto de tristeza en su cara. “Las cosas se empezaron a poner cada vez más feas, me quedé embarazada, mataron a uno de mis amigos y pasé una temporada en la cárcel de menores. Lo peor fue un día que iba paseando con mis dos hijos y me di cuenta de que podíamos morir todos en un segundo sin importarle a nadie. Ahí me dije basta y decidí buscar ayuda”.

Dulce tenía varias amigas trabajando en Homegirl Café, así es que decidió pedir una oportunidad. “Lo mejor de este sitio no es solo el trabajo que te ofrecen sino los programas que tienen para que puedas superar tus adicciones y tus problemas psicológicos. Llevo aquí dos años y soy cajera y nunca he estado más contenta en mi vida porque sé que tengo un porvenir. Gracias al entrenamiento que me han dado, ahora me siento preparada para volver a la escuela y convertirme en una trabajadora social”.

Y es que uno de los platos fuertes del restaurante, además de sus conocidos tacos de carnitas con manzana, son los programas de entrenamiento que ofrecen. Su objetivo, como dice Pati Zarate, chef ejecutiva de Homegirl Café, no solo consiste en preparar a las chicas para que trabajen en el café, “sino en enseñarles las herramientas necesarias para que puedan encontrar otro trabajo en el futuro”.

Janet Loera tiene 22 años y quiere ser cosmetóloga. Para ello está recibiendo clases de GED en Homeboy Industries, la organización de ayuda a la comunidad que hace 24 años creó el sacerdote Gregory Boyle, y que hoy en día comprende una panadería, un café en el ayuntamiento y también Homegirl Café.

“Lo primero que hice al llegar aquí fue quitarme los tatuajes. Todavía me quedan algunos, pero de momento ya no tengo los del cuello y los de la cara, que son los más visibles. Es muy doloroso pero quiero terminar con esta parte de mi vida porque ya no pertenezco ni voy a pertenecer a una pandilla”.

La seguridad de Janet reflejan el horror que ha vivido esta joven mexicana desde que tenía 13 años. “Me fui de mi casa porque quería tener más libertad para  ir a fiestas, tomar y todo eso. Los Rockwood me dieron esto y mucho más. Con ellos fumaba marihuana, tomaba todo lo quería y claro, también asaltaba a la gente. Un día me dieron una puñalada en el estómago que casi acabó con mi vida y en otra ocasión escapé de una balacera de puro milagro”.

Janet acabó en la cárcel del condado, en donde le dieron la noticia de que estaba embarazada. “Cuando salí, con 19 años, ya estaba de seis meses y me fui a vivir con el papá de mi hija. La situación era un infierno porque siempre estaba entrando y saliendo de la cárcel, así es que un día decidí que mi hija no se merecía esta vida y me presenté en Homeboy Industries”.

Hoy en día Janet Loera se siente orgullosa de la labor que realiza como cocinera, pero sobre todo de tener su primer trabajo real, de ser independiente y de por fin saber que es dueña de su propio futuro.

Según Pati Zarate, esta siempre fue la meta de Homegirl Café. “Desde que abrimos el restaurante en el 2004 nuestra intención fue preparar a las muchachas para que algún día pudieran regresar a su comunidad y ser productivas”. Algo que tanto esta apasionada chef como el equipo de Homeboy Industries han continuado hasta ahora y que demuestra que con un poco de ayuda cualquier persona puede empezar una nueva vida.

www.homegirlcafe.org/ (213) 617-0380

Lo que Homeboy Industries ofrece a la comunidad

Homegirl Café se encuentra ubicado en pleno barrio chino de Los Angeles

Homegirl Café se encuentra ubicado en pleno barrio chino de Los Angeles

-En sus instalaciones se eliminan cada mes más de 850 tatuajes relacionados con pandillas, lo que les convierte en el lugar de Estados Unidos que más tatuajes elimina de forma gratuita.

-En Homeboy Industries se pueden recibir clases de meditación, yoga, manejo del estrés, GED, parenting, computación, clases para desengancharse de las drogas y hasta se puede aprender a instalar paneles solares.

– El 20% de los alimentos que se consumen en Homegirl Café proviene de sus propias huertas, que están ubicadas en los estacionamientos de iglesias y escuelas de Los Angeles.

-En Homegirl Café también hacen comida preparada que distribuyen a 5 mercadillos de Los Angeles y a la cafetería que Homeboy Industries tiene en el ayuntamiento de la ciudad.

-En la cadena de supermercados Ralphs se pueden encontrar chips y salsa elaborados por las chicas de Homegirl Café.

-Su panadería distribuye productos frescos a más de 20 mercados locales.

-En el 2013 podremos ver un nuevo Homeboy Café & Bakery en la terminal internacional de LAX.

agarcia@elclasificado.com

Equipo de Homegirl Café
Equipo de Homegirl Café
Equipo de Homegirl Café
Equipo de Homegirl Café
Equipo de Homegirl Café
La chef Pati Zarate rodeada de parte de su equipo en Homegirl Café.
La chef Pati Zarate rodeada de parte de su equipo en Homegirl Café.
La chef Pati Zarate rodeada de parte de su equipo en Homegirl Café.
Dulce González en su primer trabajo.
HomeGirl Cafe.

Speak Your Mind

*

más información