Jack Nicholson, golpeado por la memoria

Una fuente habla del retiro del actor de 76 años por no poder recordar las líneas de los guiones, una leyenda con más de tres años de inactividad.

Pablo Scarpellini. Los Angeles

Por suerte, aún no es tiempo de lamentar una pérdida tan sustancial. El adiós de Jack Nicholson al cine ha circulado esta mañana por las largas avenidas de Los Angeles con un amplio interrogante, sin saber si será cierto eso de que no vuelva a haber nunca más una película con la musicalidad de su nombre en cartelera. Dice una fuente cercana al actor y citada por el portal RadarOnline que a Nicholson la edad le ha jugado una mala pasada, que las gastadas troneras de la memoria ya no le dan para retener los diálogos y que la carga de un nuevo rodaje le pesa al intérprete de 76 años.

“Jack se ha retirado”, aseguró un informante bien conectado en la industria del cine, de acuerdo a Radar. “Hay una razón simple detrás de su decisión y es la pérdida de memoria. Para ser honestos, con 76 años, Jack es incapaz de recordar las líneas (del guión). Su memoria ya no es lo que era”.

Tan consciente es del problema que el propio actor optó por rechazar un papel protagonista en una cinta que finalmente fue a parar a Bruce Dern, “Nebraska”. El protagonista de “El resplandor” habló con Alexander Payne, con quien ya había trabajado en “About Schmidt”, para informarle de su problema y sugerirle que se buscara a otro candidato.

Payne, que estuvo con su película como nominado a la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes este año, nunca habló del asunto, aunque explicó que había tenido en mente a Gene Hackman para el papel, este sí oficialmente retirado.

Lo cierto es que Nicholson lleva varios años de inactividad cinematográfica. Su última aparición en la gran pantalla fue hace ya tres temporadas junto a Paul Rudd, Owen Wilson y Reese Witherspoon con una comedia romántica, “How Do You Know”. El filme tenía un parecido a otros títulos en los que Nicholson había brillado con luz propia como “Cuando menos te lo esperas” y “Mejor imposible”, pero no tuvo la misma repercusión, ni mucho menos.

Pese a su presunta incapacidad, nbso online casino reviews el de Nueva Jersey no tiene intención alguna de alterar su rutina ni de honrar con su presencia a los que tienen por costumbre invitarle a sus fiestas. Tampoco faltará a la cita con los Angeles Lakers de sus amores, un equipo al que lleva siguiendo desde tiempos inmemoriales.

Su presencia en la primera fila del Staples Center —y antes del Forum—, sentado entre los dos banquillos, es ya un ritual en cada encuentro de los angelinos. Las cámaras siempre se detienen en su gesto impertérrito, oculto bajo unas gafas de sol, para que la grada le agasage con el enésimo rugido. “Jack no tiene intención alguna de retirarse del ámbito público”, dice la misma fuente, que asegura que lo único que no quiere es hacer un drama del asunto ni que le rindan tributo alguno.

Quiere, al parecer, unirse al ilustre club de los jubilados de Hollywood y dejar que las filmotecas se encarguen del resto.

Ya habrá tiempo de recordar al chiflado de “Alguien voló sobre el nido del cuco”, o al mafioso de “El honor de los Prizzi”, o al astronauta retirado de “La fuerza del cariño”, al hombre que empezó a destacar tarde y que con el tiempo se hizo leyenda. Al genio de Nueva Jersey.

Speak Your Mind

*

más información