Las enfermedades que afectan a los hispanos

enfermedades de los hispanosLa obesidad y la diabetes estén entre las principales dolencias de los latinos. Conozca otros males que están haciendo estragos en nuestra comunidad

Redacción El Punto

El estado de salud sigue siendo preocupante en el caso de los hispanos que viven en Estados Unidos. De acuerdo a un informe realizado por la America’s Health Rankings (Clasificación de la Salud en los Estados Unidos) 2012, de United Health Foundation, los latinos están viviendo más tiempo debido a los avances médicos, pero los hábitos poco saludables los hacen propensos a padecer más enfermedades.

Aunque las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares y cáncer han descendido desde 1990 en un 18.0 por ciento (34.6 por ciento y 7.6 por ciento, respectivamente), los hispanos están teniendo niveles preocupantes de obesidad (31.0 por ciento de la población adulta), diabetes (11.1 por ciento de la población adulta), presión arterial alta (28.1 por ciento de la población adulta) y sedentarismo (30.6 por ciento de la población adulta). De todas las etnicidades hispanas, la de los mexicanoamericanos reporta la incidencia más alta de enfermedad crónica, de acuerdo a la Oficina de Salud Minoritaria.

El sedentarismo se encuentra en niveles peligrosos, afectando al 26.2 por ciento de los estadounidenses. Estas estadísticas deben analizarse en el contexto de que incluso un nivel mínimo de actividad puede producir resultados importantes, según lo demuestra un estudio reciente que reveló que el cambio del sedentarismo a un nivel de actividad leve aumenta la esperanza de vida en 1.8 años.

La obesidad sigue estando en los niveles de epidemia y es uno de los desafíos de salud de mayor crecimiento que enfrenta nuestro país. La combinación de sedentarismo con mala alimentación inevitablemente produce crecientes niveles de obesidad, que contribuye a la diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer y otros resultados de salud negativos.

La diabetes también se encuentra en niveles de epidemia. Un informe del 2010 indica que si estas tasas no se reducen, la diabetes y la prediabetes representarán aproximadamente el 10 por ciento de los gastos totales en atención de la salud para el 2020, con un costo anual de casi $500 mil millones.

El reporte también revela que el 30.8 por ciento de los adultos de todo el país afirman tener presión arterial elevada, que es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

“La alta prevalencia de sedentarismo, obesidad, diabetes e hipertensión significa que un tren de carga de enfermedades crónicas prevenibles va a chocar con nuestro sistema de atención de la salud a menos que tomemos medidas inmediatamente”, comentó el Dr. Tuckson. “Debemos ocuparnos de los hábitos poco saludables hoy mismo si queremos salvar a nuestros hijos de una vida de dolor”.

Speak Your Mind

*

más información