Las mujeres beben cada vez más

Un estudio encontró que una de cada ocho féminas bebe en exceso y que la tendencia aumenta entre las que más ingresos tienen.

Las mujeres beben cada vez más

Fran de León. Los Angeles

Beber alcohol se ha asociado generalmente al hombre. La mujer también lo hace aunque con menor frecuencia. Al menos eso era lo que se pensaba. Pero de acuerdo a un estudio realizado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), las mujeres están bebiendo cada vez más en exceso.

De acuerdo a una nota publicada por CNN en español, la brecha entre bebedores de ambos sexos se está cerrando rápidamente. Lo peor del caso es que las féminas están tomando de seis a ocho vasos de licor en cada ocasión, en un periodo de tres veces al mes.

Otro reporte relacionado con el mismo fenómeno señala una relación entre la educación, el dinero y el consumo de alcohol. Dicho de otra manera, las damas de raza blanca en edad universitaria y las que tienen ingresos altos están bebiendo más que sus congéneres de otras razas y de estratos socioeconómicos más bajos.

Se manejan varias hipótesis acerca de esta tendencia que va en alza. Se habla de que las mujeres en la actualidad se mueven más libremente en ambientes antes dominados por los hombres, como los altos puestos de trabajo. También a que hoy en día las mujeres están permaneciendo solteras por más tiempo y a la hora de salir a divertirse o de socializar por asuntos de trabajo el alcohol suele estar presente. Pero por extraño que parezca, se ha encontrado que las mujeres casadas que se quedan en casa también están bebiendo más, aduciendo problemas como el estrés de criar a los hijos y a veces por el aburrimiento de atender los quehaceres de la casa si antes llevaban una vida social activa.

Pero contrario a lo que ocurre muchas veces con los varones, la mayoría de las mujeres no terminan completamente ebrias. Beben, se diría, con moderación. Lo malo del asunto es que lo hacen más a menudo, a veces todas las noches. Los expertos dicen sencillamente que es un problema de alcoholismo, aunque ellas digan lo contrario. Hay hechos de que sí es un problema. Por ejemplo, la Administración de Seguridad para el Tránsito en las Autopistas Nacionales de Estados Unidos reporta que entre 1998 y 2007 aumentaron en un 30 por ciento las detenciones de mujeres que conducen bajo los efectos del alcohol. La solución es, como en muchos otros casos de esta naturaleza, buscar ayuda profesional.

Speak Your Mind

*

más información