Las resoluciones de los equipos del fútbol mexicano

Metas, sueños, propósitos y realidades de los contendientes al título del fútbol mexicano, con el inicio del Torneo Clausura 2015

cuauhtemoc blanco

Pepe Penales. Los Angeles

Pasada la euforia por el título conseguido por las Aguilas del América, que no es para menos, ya que se convirtieron en el equipo más ganador de México, los 18 equipos de la competencia arrancan con nuevas aspiraciones y nuevos objetivos cuando este viernes 9 de enero el balón comience a rodar otra vez.

El flamante campeón no quiere que le quiten la corona, eso está claro. Para ello decidió sumar a sus filas a más pesos pesados como Darwin Quintero y Darío Benedetto, además de la incorporación del técnico uruguayo Gustavo Matosas, para darle más poder a la línea ofensiva. Este torneo se nota que quieren repetir como monarcas.

Uno que quiere sacudirse la modorra de una vez por todas es Cruz Azul. Después de su fracaso en el “mundialito” sacudió los medios con el fichaje por dos años del paraguayo Roque Santa Cruz. A ver si el guaraní mete los goles que se perdió Pavone todo el año. La directiva, los jugadores y los aficionados de la Máquina anhelan despertar de una pesadilla que les ha impedido campeonar desde 1997.

Pero esta temporada los ojos estarán puestos en el fondo de la tabla de cocientes, donde las Chivas se juegan la permanencia, algo nunca antes visto en el balompié azteca. Los tapatíos deberán hacer mejor papel que Puebla, Veracruz y Leones Negros, los otros involucrados en la quema. Los elementos rayados ya tienen fija la estrategia para enfrentar este torneo: un juego inteligente y efectivo, lo que quiere decir que sus seguidores se vayan olvidando del espectáculo. Nada de refuerzos bomba para los Rojiblancos, solo regresos de elementos que buscan otra oportunidad para destacar con el equipo del pueblo. No hay margen de error para los dirigidos por el “Chepo” de la Torre, tienen que acumular puntos como sea y de donde sea para evitar un desenlace terrorífico para su gente, pero deliciosamente perverso para sus detractores.

De los que están en medio, una de las notas bomba fue el anuncio del retiro de Oswaldo Sánchez, quien ya no entró en los planes de Santos y mejor optó por colgar los tacos. El equipo lagunero tiene como objetivo ser protagonista en la liguilla, pero hay que ver si no le pesan las salidas tanto de Sánchez como la del “Científico del gol”, dos líderes del conjunto dirigido por Pedro Caixinha.

Atlas se quedó en la orilla en la pasada liguilla, pero prometen este año ir con todo para ganar el título que se les ha negado desde 1951. Ya llovió. Querétaro seguirá dando guerra con Ronaldinho, aunque se las verá negras para reemplazar al goleador brasileño Camilo Sanvezzo, quien estará fuera de acción toda la temporada. León estrena técnico con el argentino Juan Antonio Pizzi y podría ver el regreso de Luis Montes, el mejor socio del “Gullit” Peña y de Mauro Boselli en el ataque esmeralda.

Tigres se quedó con una tremenda espina clavada al perder la final del torneo pasado, pero prometen regresar con más hambre que nunca. El equipo norteño tendrá muchas caras nuevas, pero ni crean que el estilo tacaño del “Tuca” Ferreti va a cambiar. Lo que se anticipa es que seguirán siendo el equipo difícil de siempre pero sin intensidad en el frente de ataque.
Hay que estar pendientes de los camoteros del Puebla, ya que además de estar peleando la permanencia en primera división, será la última temporada del inagotable y enjundioso Cuauhtémoc Blanco, quien ya anticipó que colgará los botines. El “Cuau” tiene la esperanza de que su talento sirva de algo para ayudar a que el equipo de la franja no se caiga por el precipicio.

No sabemos lo que vaya a ocurrir con el resto del pelotón. Equipos como Toluca, Pachuca, Tijuana y Pumas no realizaron transacciones que hayan dado de qué hablar. Pero si los Diablos Rojos mantienen el ritmo de la campaña anterior pueden volver a meterse en la liguilla, el resto, a tratar de salir de la aburrida media tabla. Es otro torneo, uno en el que cada equipo tiene claros sus propios objetivos.

Speak Your Mind

*

más información