México es número uno… en obesidad

Un imparable cambio en los hábitos alimenticios de su población situó a México como el país más “obeso” del mundo, arrebatándole el primer lugar a Estados Unidos.

Redacción EC

La cocina mexicana fue declarada como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco en el 2010. La tradición culinaria de este país tiene una historia milenaria, pero la dependencia a los alimentos procesados ha borrado en dos décadas los hábitos alimenticios de los mexicanos.

La pandemia mundial de la obesidad ha atacado fuertemente al país azteca. Recientemente México fue catalogado como el país más “obeso” del mundo por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), luego de alcanzar una cifra del 32.8 por ciento de adultos obesos, por encima de Estados Unidos, que registró un total del 31.8 por ciento.

Esto quiere decir que uno de cada tres mexicanos adultos tiene obesidad. Hay más, la obesidad infantil se ha triplicado en los últimos diez años. Todo ha derivado en un aumento de las enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y la diabetes, esta última considerada la segunda causa de muerte entre la población de ese país.

El dedo acusador apunta a un monstruoso incremento en el consumo de productos procesados. La comida chatarra, como también se le conoce. “El consumo de azúcar, sal y grasa en diferentes combinaciones es sobrecogedor”, dijo en una entrevista a CNN México, el Dr. Enrique Jacoby, Asesor de la Organización Panamericana de la Salud, quien agregó que “el 40 o 45 por ciento de la compra familiar promedio en México está compuesta de alimentos procesados, los cuales están listos para meterse al microondas y comerlos”, afirmó el experto.

Las papas fritas, las hamburguesas, los refrescos, la pizza, los helados. Son baratos y se consiguen rápido. Los niños se acostumbran desde temprano a preferir los alimentos procesados. Es una carrera que comienza mal y termina peor. En México las enfermedades crónico-degenerativas han desplazado a las infecciosas como la principal causa de muerte. Los especialistas dicen que la solución radica, en el caso de la población azteca, en eliminar la dependencia a los alimentos procesados y volver a sus tradiciones culinarias. Mientras tanto, México tiene un problema gordo.

Speak Your Mind

*

más información