Para que la comida no le haga daño

En esta temporada aumentan los riesgos de contraer una enfermedad causada por comida contaminada, pero se pueden prevenir complicaciones siguiendo algunas medidas a la hora de preparar los alimentos

Día de Acción de Gracias, Nochebuena, Navidad, Año Nuevo. Mucha alegría… y mucha comida. Pero la alegría del momento podría echarse a perder si los alimentos terminan por enfermar o causar malestar a su familia o sus invitados.

Afortunadamente, hay medidas básicas de seguridad para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos en mal estado. Aplique los siguientes consejos de la Administración de Medicinas y Alimentos.

1. Enfríe. Para que las bacterias dañinas no se reproduzcan en los alimentos, refrigérelos de inmediato.

• Configure su refrigerador a una temperatura no superior a 40ºF y el congelador a 0ºF. Revíselos periódicamente.

• Nunca descongele los alimentos a temperatura ambiente. Los alimentos pueden descongelarse con seguridad en el refrigerador, bajo agua corriente fría o en el horno de microondas. Los alimentos descongelados en agua fría o el horno de microondas se deben cocinar de inmediato.

• No pruebe los alimentos que se ven o parecen sospechosos. Ante la duda, es mejor desecharlos.

2. Separe. No dé a las bacterias la oportunidad de diseminarse de un alimento a otro.

• Mantenga los productos como huevos, carnes, aves o productos marinos crudos separados de los alimentos que se van a consumir crudos.

• Use una tabla de picar solo para carnes y mariscos, y otra para frutas y verduras.

3. Limpie. La primera regla de la preparación segura de los alimentos es mantener todo limpio.

• Lávese las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos antes y después de manipular alimentos.

• Lave las superficies que tengan contacto con los alimentos (tablas para cortar, platos, utensilios, mesones) usando agua caliente y jabonosa después de preparar cada alimento y antes de continuar con el siguiente.

4. Cocine. Los alimentos se cocinan con seguridad cuando alcanzan una temperatura interna tan alta que mata a las bacterias dañinas.

• Use un termómetro para alimentos para asegurarse de que la carne, las aves y los pescados se cocinen a una temperatura interna segura.

• Hierva las salsas, sopas, y jugos de carne cuando las recaliente.

• Evite el consumo de huevos crudos

Speak Your Mind

*

más información