Quince minutos de ejercicio le alargarán la vida

Un estudio reciente encontró que la actividad física, además de mejorar la salud también disminuye el riesgo de muerte.

Para nadie es un secreto que la actividad física ayuda a las personas a mejorar la salud en general, pero un estudio publicado recientemente es más específico respecto a los beneficios del ejercicio.

De acuerdo al estudio realizado en Taiwán, 15 minutos diarios de actividad física reducen el riesgo de muerte en un 14 por ciento y aumentan la expectativa de vida en tres años.

El estudio, publicado en internet por la revista “The Lancet”, se realizó con más de 400,000 participantes que fueron seguidos durante una media de ocho años, entre 1996 y 2008. Su finalidad era averiguar si un nivel de ejercicio menor a los 150 minutos semanales recomendados podía tener beneficios para la salud.

Si los individuos inactivos practicaran un poco de ejercicio cada día “se pospondrían una de cada seis muertes”, fue la conclusión de sus autores, encabezados por los doctores Chi-Pang Wen, del Instituto Nacional de Investigación de la Salud de Taiwán, y Jackson Pui Man Wai, de la Universidad Nacional del Deporte de Taiwán.

Los investigadores dividieron a los participantes en cinco categorías según el volumen de ejercicio practicado: inactivos o de actividad baja, media, alta o muy alta.

Comparados con los inactivos, los pertenecientes al grupo de baja actividad, que se ejercitaban una media de 92 minutos a la semana –unos 15 minutos diarios– tenían un riesgo de mortalidad por cualquier causa un 14 por ciento menor, un riesgo de mortalidad por cáncer un 10 por ciento menor y de media una expectativa de vida de tres años más, según el estudio.

Y por cada quince minutos diarios adicionales de ejercicio el riesgo de muerte se reducía en un 4 por ciento y el de morir de un cáncer en un 1 por ciento, independientemente de la edad, del sexo y de que se tuvieran problemas cardiovasculares.

“Saber que tan sólo 15 minutos diarios de ejercicio puede reducir sustancialmente el riesgo de un individuo de morir puede animar a muchas más personas a incorporar una pequeña cantidad de actividad física en sus ajetreadas vidas”, señalan en un comentario adjunto los doctores canadienses Anil Nigam y Martin Juneau, del Instituto del Corazón de Montreal y de la Universidad de Montreal.

Por otro lado, una investigación llevada a cabo en Australia arrojó como resultado que ver televisión por mucho tiempo, o sea, permanecer sentado, se asoció a una menor esperanza de vida, lo que claramente indica que la falta de ejercicio es perjudicial para la salud.

Sally Davis, de la Oficina Médica de Inglaterra opinó respecto a los dos estudios mencionados que la actividad física otorga una importante cantidad de beneficios, todo lo contrario a llevar una vida sedentaria.

Los parámetros para tener un buen estado físico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Estados Unidos y otros países, recomiendan que los adultos realicen al menos media hora de ejercicio moderado el mayor número de días de la semana posible. Pero en caso de que a las personas se les dificulte seguir esta rutina, los grupos de salud han sugerido dividir ese tiempo en lapsos menores pero más manejables, como por ejemplo tres períodos de 10 minutos de actividad al día.

Los expertos coinciden en que no hace falta practicar ejercicios extenuantes ni agotadores sino actividades moderadas como montar en bicicleta, caminar, correr al trote, hacer aeróbicos, nadar, bailar o practicar algún deporte en equipo como fútbol o baloncesto.

Regresando al estudio que recomienda 15 minutos de ejercicio diario, la conclusión es que para las personas sedentarias cualquier actividad física es mejor que no hacer nada. Su salud y su vida misma se lo agradecerán.

Speak Your Mind

*

más información