Las 7 enfermedades que matan a los hispanos

Las 7 enfermedades que matan a los hispanos

Conozca las enfermedades crónicas más graves que sufren los hispanos en Estados Unidos y las posibles causas de que las padezcan.

Las 7 enfermedades que matan a los hispanos [Read more…]

Por un corazón saludable

Las acciones diarias pueden prevenir la enfermedad cardíaca y la clave está en transformarlas en hábitos.

Entérese de cuáles son los factores de riesgo de las enfermedades del corazón entre los hispanos y qué se puede hacer para prevenirlas.

Las acciones diarias pueden prevenir la enfermedad cardíaca y la clave está en transformarlas en hábitos.

[Read more…]

Cuando la silla mata

silla

Un estudio encontró que pasar mucho tiempo sentado puede agravar enfermedades peligrosas como la diabetes
y los problemas del corazón.

Se ha demostrado que la inactividad puede hacer estragos con la salud. La obesidad, el colesterol, el aumento de peso, los problemas cardiovasculares y tantos otros padecimientos, están estrechamente relacionados con la falta de actividad física.

No, no es bueno quedarse sentado. Y menos cuando, de acuerdo a un estudio reciente realizado por la Universidad de Sydney en Australia, se encontró que las personas que pasan mucho tiempo sentadas en su casa o trabajo son más propensas a morir por cualquier causa durante un periodo de tres años.

Es una noticia alarmante para millones de personas que se pasan hasta ocho horas sentadas frente a un escritorio o las que no se despegan del televisor por nada que no sea una emergencia. Y es que de acuerdo a una investigación, el número de personas inactivas en Estados Unidos es de 68.2 millones, casi el 20 por ciento de la población. Es como esperar la muerte sentado.

Los investigadores tomaron en cuenta la actividad física, el peso y el estado de salud de los participantes en el estudio, que sumaron 200,000 individuos.

“Esta nueva investigación confirma una vez más que gran parte de un estilo de vida sedentario puede acortar la vida”, dijo Jason Kozma, propietario y entrenador personal del Santa Monica Personal Training.

La mayor preocupación radica en que el estadounidense pasa un promedio de cinco horas viendo televisión todos los días, según un estudio publicado el año pasado en el Journal of American Medical Association. Y eso no incluye el tiempo que pasamos todos los días en otras tareas sedentarias. Igual peligro corren los oficinistas que completan ocho horas o más sentados frente a un escritorio.

La fórmula fatal es que el sedentarismo extremo aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 20 por ciento y la enfermedad cardiovascular en un 15 por ciento. Y más de tres horas de estar sentado frente al televisor cada día sube su riesgo de morir por alguna enfermedad.

Vaya manera de estimular a las personas a ponerse en acción. Por eso es tan importante establecer un programa regular de ejercicio, pero si ha estado inactivo durante mucho tiempo debe tomar ciertas precauciones antes de salir corriendo al gimnasio o al parque para poner su cuerpo en movimiento.

Primero, pregúntele a su médico si es seguro para usted hacer ejercicio intenso. De ser así, se le recomienda comenzar lentamente, aumentando gradualmente su nivel de esfuerzo. Incluya entrenamiento de fuerza y ​​de intervalos en su rutina, esta es la mejor manera de construir músculo, quemar grasa y calorías, y obtener beneficios generales para la salud.

Pero aunque salga a hacer sus caminatas matinales o vaya temprano al gimnasio, no estará libre de riesgos si su tiempo libre se la pasa sentado. Recuerde, es el tiempo prolongado que se pasa en una silla lo que genera todo el problema.

Si se la pasa sentado frente a una computadora a causa del trabajo, trate de moverse tanto como sea posible durante las horas de oficina. Póngase de pie cuando haga o reciba llamadas telefónicas, use las escaleras en vez del ascensor y camine para ver a un colega en lugar de enviar correos electrónicos o hablarle por la línea interna del teléfono. Tome descansos cortos cada 20 a 30 minutos: Levántese, muévase, o por lo menos ejercite los hombros y respire profundamente para aliviar la tensión muscular. Y ya lo sabe, convierta a la silla en su peor enemigo.

más información