Un título como regalo de Navidad para las Aguilas del América

Las Aguilas del América buscan coronar una temporada en la que terminaron como líderes, aunque la liguilla se cuece aparte

jugadores del america festejan

Pepe Penales. Los Angeles

Para cuando usted esté leyendo esta nota, ya estará definida la lista de los ocho invitados a la liguilla del fútbol mexicano. Ya había cuatro equipos con su boleto en la mano, de los cuales, las Aguilas del América avanzaron como líderes de la tabla y listas para demostrar su dominio ante un siempre peligroso “tapado”, que no es otro que el que se clasifica de último momento ocupando el octavo puesto y que en esta ocasión podría ser León, Pachuca, Santos o hasta Querétaro. Y ya saben lo que pasó la temporada pasada cuando los Panzas Verdes se colaron como octavos.

Toluca, Tigres y Atlas se ganaron el derecho a cerrar sus series en casa, pero en las últimas jornadas anduvieron algo erráticos y dejando algunas dudas de cara a la liguilla, donde los de abajo casi siempre aprovechan el envión que les ayudó a calificar para hacerle travesuras a los favoritos.

La fiesta grande arranca este 26 de noviembre con los de Coapa visitando al último invitado. Las semifinales están programadas para jugarse la primera semana de diciembre; y la final, el premio mayor, se disputará a visita recíproca, el 11 y 14 del mismo mes, justo antes del comienzo de las posadas en México y esperando al equipo que se lleve el mejor regalo de la Navidad.

A muchos les duele la no llegada de (tal vez tres) de los invitados acostumbrados. Chivas, Pumas y Cruz Azul están pagando caro los errores cometidos a lo largo de la campaña. Los Cementeros a estas alturas buscaban el milagro, pero con la mente más enfocada en el Mundial de Clubes que se aproxima y que serviría de bálsamo para maquillar un poco el ánimo y el prestigio de una institución que se ha cansado de desperdiciar oportunidades de título.

Pero el más golpeado es el equipo tapatío. Las Chivas no aspiraban a nada esta temporada. Su objetivo era alejarse de la quema del descenso, pero los malos resultados, los malos refuerzos, los malos técnicos y las malas decisiones de su dueño dejaron al equipo al borde del abismo.

Del otro lado de la balanza están los que pelean un lugar en la liguilla. Monterrey y Pachuca no se ven tan potentes que digamos. Los dos lucen tambaleantes y vulnerables contra el resto del pelotón. Chiapas es toda una incógnita. Cerró bien el año, con un juego de conjunto sólido, pero da la impresión que se los van a devorar a la hora de la verdad.

En la lucha por los boletos destacan Santos y León, dos a los que nadie querrá enfrentar en la liguilla, dos que se sueltan la melena para jugar abierto en busca de hacerle daño al enemigo, dos que tienen contundencia en el ataque y que en su casa son casi imbatibles. Los Esmeraldas la tienen más complicada para sellar su pase, pero no le quepa la menor duda de que si se meten a la liguilla, al final pueden terminar como la estrella de la fiesta.

Otro que podría colarse son los Gallos Blancos de Querétaro. ¿No sería un agasajo poder ver en la liguilla el atrevimiento de los atacantes emplumados? Imagínese a William, Sambezzo y Ronaldinho haciendo de las suyas en la fiesta grande, con ese ímpetu que le alcanzó al equipo para cerrar dignamente la temporada dando muchas alegrías a sus aficionados.

Todos esperamos ver partidos abiertos y con goles en la liguilla, donde aparezcan los matadores del área como el “Cepillo” Peralta, el “Portaviones” Pablo Velázquez, Joffre Guerrón o Mauro Boselli, Dorlan Pavón, Darwin Quintero y el propio Sambezzo. Se trata de una fiesta y hay que disfrutarla. Y por lo pronto, el América arranca como favorito. A ver si resiste o se da la sorpresa.

Speak Your Mind

*

más información